DOWN CATALUNYA rechaza la decisión de la Junta Electoral Central que permite a las mesas electorales “juzgar” si el voto que emiten las personas con discapacidad, es “libre”

El pasado mes de octubre, la Comisión Constitucional del Congreso aprobó con mayoría absoluta, la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg). Con esta modificación legal, las cerca de 100.000 personas con discapacidad que hay en nuestro país, podían acceder libremente a ejercer el derecho de voto.

Justo a pocas semanas de las primeras elecciones, la Junta Electoral Central ha decidido autorizar a los apoderados e interventor de las mesas, decidir si las personas con discapacidad que vayan a votar, lo hacen “libres, conscientes y con voluntad propia”. Es decir, que faculta a estas personas a decidir, evaluar, extraer conclusiones y a anotar su nombre y DNI en el acta de la sesión, aunque no podrá impedir que su voto sea introducido en la urna.

Down Catalunya, considera que esta decisión, vulnera gravemente los derechos que otorga la Ley Orgánica a las personas con discapacidad, y da unas competencias de diagnóstico a personas sin ningún tipo de formación social ni psicopedagógica. Consideramos también que es una decisión arbitraria que vulnera la Convención de Derechos de las personas con Discapacidad de Naciones Unidas, permitiendo “sospechar” sobre la voluntad de las personas con discapacidad, pero no del resto de votantes.